Se ha producido un error en este gadget.

martes, 22 de marzo de 2011

Cisne Negro

Sin duda, Cisne Negro es una de las últimas películas que he visto que más me han gustado. Aunque hay que decir, que Natalie Portman es una de mis actrices favoritas, lo cual influye bastante.

Esta película no trata tanto del ballet, como se podía pensar al ver el trailer, sino que es más bien el retrato de una obsesión, la de una joven bailarina que el centro de su vida es el ballet y no existe nada más allá de él.

Nina (Portman), es una joven bailarina que vive en Nueva York con su madre, también bailarina retirada. Cuando el director de su academia de baile decide sustituir a la estrella de su compañía por otra cara nueva, Nina es su preferida. El nuevo espectáculo, es el Lago de los Cisnes. Para interpretarlo, la bailarina ha de saber meterse perfectamente en la piel del cisne negro y en la del cisne blanco. Nina es inocente y perfeccionista, por lo que borda perfectamente la interpretación del cisne blanco, sin embargo, el cisne negro ha de ser sensual y no tan mecánico, y éste se le da mejor a su competidora, Lily, con la que mantiene un vínculo estrecho bastante contradictorio, es su enemiga pero a la vez su amiga y algo más. Finalmente, Nina consigue interpretar el Lago de los Cisnes, con un gran éxito, pero su obsesión llega a tal punto, que muere al final de la representación a causa de su locura.


La verdad es que la película está muy conseguida, sobretodo porque Natalie Portman logra esa imagen aniñada (que ya tiene de por sí) y que representa perfectamente el cuerpo de una bailarina, se dice que tuvo que adelgazar más y entrenarse bastante para conseguir ese cuerpo, algo que sin duda le fue bastante fácil, porque a pesar de que tuvo que bailar muchas horas, Natalie ya hizo ballet de jovencita. Algunas partes de la película resultan desagradables, como cuando se arranca la piel de un dedo delante del espejo, quizás eso es necesario para dar a entender hasta qué punto llega su locura, que ve cosas que no están sucediendo, pero la verdad es que da un poco de repelús. Por todo lo demás, la verdad es que la película me ha encantado, puede que porque, de pequeña también fuí a clases de ballet, porque Natalie Portman es una de mis actrices favoritas, y por el morbo que ha dado a la película esa escenita subida de tono con su rival, Lily. Sea por lo que sea, realmente recomiendo esta película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario